Cuento: Un poco perdido - Chris Haughton


Con la idea de mostrar todas las cosas ocultas que existen en un bosque y los animales que en él habitan, el autor de “Un poco perdido”, Chris Haughton, nos acerca un cuanto que narra una historia sucesiva.


Narra la historia de un pequeño búho que se cae del árbol en el que dormía junto a su mamá y va a parar al medio del bosque. El objetivo es encontrar a su mamá, reto que le ayudarán a conseguir los diferentes animales que se va encontrando por el camino, desde un gigantesco oso azulado, a una saltarina ardilla o a una rana de ojos verdes y saltones.

 
En el texto se mantiene un diálogo sencillo y fácil de leer entre los personajes, conteniendo también, diferentes onomatopeyas que nos ayudarán a exagerar los sonidos del bosque e introducir a los más peques aún más en este cuento y en el gusto por la lectura.

En cuanto a las ilustraciones, nos encontramos con dibujos y colores fuertes que hacen resaltar los elementos que el autor va narrando, predominando los tonos naranjas, grisáceos y morados, así como un juego con las sombras al que no podrán resistirse los más pequeños.


Cuento: ¿Dónde está Oso? - Jonathan Bentley


De la mano de la editorial Patio, descubrimos una obra compuesta por un sencillo texto y que lleva por título ¿Dónde está Oso? y cuyo autor es Jonathan Bentley.



El cuento nos muestra la historia de un niño que ha perdido a su osito de peluche y quiere recuperarlo para poder irse a dormir. Página a página y con la finalidad de encontrar al oso, el autor nos va haciendo un recorrido por las diferentes estancias de una casa, lo cual nos ayudará a trabajar también, con dicho cuento, este tema.


Como ya he señalado, el texto es muy sencillo y casi toda la narración está desarrollada en modo de pregunta, lo cual favorece la interacción con los niños. Las ilustraciones son muy coloridas, iluminosas y atractivas, lo que nos ayudará a mantener la atención de los peques y a asociar, de una forma más eficaz, cada dibujo con el texto.


Esta historia nos señala la importancia que pueden adquirir los muñecos, mantitas, dou dou... en el hábito del sueño en los niños, lo que les ayudará a sentirse indentificados con la historia en el caso de tener la necesidad de dormir con un objeto con este.

Los reflejos en el niño: el reflejo de succión

Una de las mejores cosas que posee la profesión de docente es, sin duda, la interacción con los más pequeños y también con las familias. Hoy quiero hablaros de los reflejos y, más concretamente, del reflejo de succión. Hace unos meses, una mami me comentó que su hija, de 6 meses, continuaba realizando una especie de succión a pesar de comer con cuchara y todo tipo de alimentos triturados. Pues bien, de ahí nace este post y la siguiente explicación.



En primer lugar, entendemos por reflejo el movimiento que se activa de forma mecánica como respuesta a un estímulo que en los primeros tres meses de vida del bebé adquieren una especial importancia. Son movimientos a acciones innatas que no cuentan con una intención y que sirven para preparar al niño para desarrollar, posteriormente, una adecuada actividad motriz voluntaria, de lo cual desprendemos el valor que dichos reflejos tienen en el papel de supervivencia del ser humano. Además, gracias a ellos, podemos detectar posibles anomalías en el desarrollo del niño.


Pero no todo es tan sencillo. Estos movimientos son mucho más complejos y existen diferentes tipos:



Hoy sólo os hablare de los reflejos primitivos que se transforman en conductas voluntarias. Los más importantes en este primer subtipo son el reflejo de prensión o de Grasping y el reflejo de succión. 


Gracias a este tipo de movimientos, el niño comienza a alimentarse y a interaccionar con el mundo que le rodea. Alrededor de los 3 meses, es cuando comienza a percatarse de la necesidad de ejercitarse y va adquiriendo estos reflejos como conductas voluntarias que le ayudan a desarrollarse. Estos reflejos desaparecen a medida que pasa el tiempo y si constatamos su presencia pasados los 8 meses de edad, podremos comenzar a considerarlo como un signo de alarma.

¿Qué es el reflejo de succión?


Es la conducta mecánica de chupeteo cuando un objeto roza sus labios. Es un reflejo natural e innato, e decir, que no ha de aprender a succionar cuando nace; realiza este movimiento desde el primer momento que se le coloca el pecho o el biberón en la boca. Cuando el bebé alcanza los 3-4 meses de vida, es cuando se da cuenta de que puede controlar este movimiento y de que puede realizar de forma voluntaria para adquirir conciencia de la realidad y usarlo como vehículo para conocer el mundo que le rodea, además de saciar y cubrir el objetivo y necesidad básica de la alimentación.
 
En definitiva, encajamos el reflejo de succión en el grupo de los reflejos que tiene el bebé desde que nace. Sobre los 3-4 meses de vida, comienzan a realizarlo de forma voluntaria y, alrededor de los 7-8 meses, desaparece. No os tenéis que preocupar de si el niños comienza a los 6 meses a ingerir alimentos con cuchara y continúa realizando este moviendo, ya que es algo normal durante la transición de la lactancia a la alimentación complementaria.

Cambiamos de apariencia

Le doy una vuelta a la apariencia de mi blog para darle un toque más formal, aunque la esencia del mismo seguirá intacta. Muchas gracias por vuestra confianza.

Propiedades de los juguetes de madera

Es cierto que a través del juego podemos alcanzar todo tipo de fines educativos y que éste posee una gran importancia en el desarrollo de las capacidades creadoras de los más pequeños, pero no sólo sirve para fomentar esto; sino también, ejerce un fuerte contacto con el resto de habilidades o capacidades. Cuando seleccionamos acertadamente un juguete para nuestros hijos, estamos ofreciéndoles la mejor herramienta para estimular su inteligencia, para crecer hacia su futuro y para liberar su imaginación.
Gadner afirma que el desarrollo del niño va ligado a los medios que le ofrezcamos, por lo tanto, ofrecerle un juguete adecuado, nos ayudará a desarrollar al niño de forma adecuada.


¿Es el juguete de madera un buen recurso o medio para ayudar al niño en su desarrollo?

Definitivamente sí. La madera es uno de los materiales más próximos al ser humano que permite crear juguetes simples que el niño transformará en “complejos” a la par que va desarrollando sus diversas capacidades. Esto sucede debido a que el infante extrae muchas más posibilidades y funciones en un juguete sencillo que en uno que viene programado de fábrica.


¿Qué nos ofrece un juguete de madera?
Nos ofrece infinidad de posibilidades, formas, estética, peso… y un acercamiento a la fantasía de los más pequeños.


Características de los juguetes de madera

Tal y como señala la revista “ParaBebés”, los juguetes construidos con madera poseen una serie de características y propiedades que los diferencian del resto:
  • Su durabilidad. Todos sabemos la poca vida útil que tienen algunos juguetes en mano de los niños. Los juguetes de madera, aunque se deterioran, si están hechos de buena madera pueden llegar a trascender generaciones.
     
  • Si está bien construido y pegado no hay peligro que al tirar un juguete de madera pierda alguna de sus partes. Esto depende, obviamente, de la calidad de la madera que se utilice para su construcción. Hay que prestar especial atención al riesgo que se generen astillas que podrían terminar haciendo daño al niño.
     
  • Los juguetes, aparte de entretener, cumplen otras funciones tales como fomentar el desarrollo manual y mental de los niños y contribuir al desarrollo de sus sentidos. Y la madera utilizada como materia prima para la construcción de juguetes permite que se pueda cumplir con estos objetivos. Los juguetes de madera transmiten una gran riqueza natural que es perceptible a través del tacto, la vista e incluso a veces a través del aroma.
     
  • La madera ofrece infinitas posibilidades de construcción y de combinación con otras técnicas. Y esto hace posible que los juguetes de madera no hayan perdido su vigencia con el paso del tiempo. A partir de la madera se pueden construir tanto los juegos tradicionales (como el yo-yo, el trompo, los carritos de arrastre) hasta los juegos más modernos (por ejemplo; puzles con los motivos de los personajes animados de moda).
     
  • En la construcción de juguetes las maderas más utilizadas desde siempre han sido las de: pino, aliso, haya y chopo. Los juguetes de madera se fabrican tanto a nivel industrial como artesanal. Para este último caso tienen la ventaja que se pueden mandar hacer a medida o personalizados de acuerdo a las características del niño o niña.
     

Asociación "El Principito" en Cataluña - Associació El Petit Prícep de Catalunya

Hoy os quiero dejar unas fotos y hablar sobre una asociación que descubrí el pasado día 23 de abril, día de Sant Jordi y del libro. Es L'Associació El Petit Príncep de Catalunya, una asociacion catalana basada en la obra de Saint-Exupéry. En su caseta podíamos encontrar una gran colección de ejemplares de esta novela corta en todos los idiomas editados, así como láminas y demás objetos característicos de "El Principito". Lamentablemente, la web de referencia, está fuera de servicio.




Abeja y panal con la técnica de estampación

Os dejo una manualidad que se realiza utilizando la técnica del estampado.En el caso de la abeja, utilizaremos el pie del niño, y para hacer el panal, podemos usar papel de burbujas pintado de color amarillo. Esta actividad también es una buena herramienta para trabajar dicho color de manera transversal. Espero que os guste.


Flores de primavera con huellas

Os dejo una idea muy fácil que resulta muy atractiva. Se trata de realizar flores con las huellas de los dedos, una manualidad muy sencilla para los más pequeños. La hierba de abajo la hemos realizado con una brocha, pero también podéis hacerla pintándole la mano al niño y arrastrándola para hacer la forma del césped.



Mona de Pascua en fieltro - Mona de Pasqua en feltre

Hoy os muestro otra actividad sensorial realizada con bebés y cuya temática se centra en el día de Pascua, más concretamente en ese alimento tan característico como es la Mona de Pascua.


Está realizada en fieltro y todos los elementos decorativos que la engalanan se colocan en ella con velcr, para así disponer de una actividad reutilizable. La idea era crear una Mona de Pascua grande que pudiésemos decorar entre todos, y este es el resultado. Espero que os ayude a crear la vuestra.

 
 



Para saber más:

-Historia de la Mona de Pascua

Las monas de Pascua son típicas de las regiones aragonesa, valenciana, catalana, castellano – manchega y de ciertas zonas de la región de Murcia. Aunque se podría decir que es una costumbre que está extendida por todo el mundo. Se dice que pudo nacer en Rusia, allí los monjes ortodoxos mantienen la tradición judía de celebrar la Pascua la primera noche, del primer viernes después de la primera luna de primavera.

Ya a principios del siglo XIX, en Europa, italianos, franceses y alemanes, empezaron a elaborar huevos a base de chocolate con regalos en su interior como los actuales huevos Kinder.
La novedad se popularizó entre los cristianos rusos y, así, el huevo de Pascua entró a formar parte de una de las costumbres más curiosas de la Semana Santa.
Pero es en España donde se podría decir que más ha arraigado la costumbre. Elaboradas por auténticos maestros pasteleros, que utilizando su imaginación dan vida a creativas y divertidas figuras de chocolate. Hasta el punto de que mayores y pequeños quedamos perplejos al ver esculturas de chocolate tan espectaculares.

Es tradición que o bien los padrinos, o los abuelos, sean los que regalen la Mona a su ahijado/a el Domingo de Pascua después de la misa. Poniendo en ella el mismo número de huevos que años tenga el niño. Realizándose de esa manera hasta su primera comunión o cumplidos los doce años de edad.

Trabajamos el Arco Iris - caja sensorial con arroz de colores

Hace tiempo que vi la actividad que os voy a contar a continuación y que quería ponerla en práctica con los niños. La he llevado a cabo con niños de siete a once meses y ha sido todo un éxito. El principal objetivo de esta tarea es desarrollar el sentido del tacto mediante el descubrimiento de nuevas texturas.


Transversalmente, trabajaremos el Arco Iris y los colores que lo componen. Antes de comenzar la actividad, comenzamos manipulando y rasgando papel de seda de los siete colores que forman este elemento climatológico y, a continuación, empezamos a jugar con el arroz.



Previamente, habíamos pintado el arroz de una forma muy sencilla y haciendo a los alumnos partícipes de la actividad. Para ello, como aún son pequeños y la habilidad manual no está del todo desarrollada, pintamos nuestro arroz colocando, más o menos un cuarto de kilo en una bolsita zip y con un poco de pintura de dedos, por lo que a la par que jugaban con la bolsa, iban coloreando el arroz. Por lo tanto, utilicé siete bolsas, una para cada color del Arco Iris. Existe otra forma de teñir elementos como el arroz o la pasta, pero yo opté por la más rápida, sin necesidad de extraer el almidón a este cereal. El único consejo que os he de dar es que estéis pendientes de que el niño no se lleve los granitos de arroz a la boca, por lo demás... ya veréis cómo van a disfrutar.




Para saber más:

- ¿Cómo se forma el Arco Iris?


Un arco iris ocurre cuando las gotas de lluvia y los rayos del sol se atraviesan. La luz del sol está compuesta de todos los colores, los cuales mezclados producen iluminación. Cuando la luz del sol penetra las gotas de agua, se refleja en las superficies interiores. Mientras pasa a través de las gotas, la luz se separa en sus colores que la componen, lo que produce un efecto muy similar al de un prisma.

¡Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerla! ¡Ya me contaréis los resultados!